Criterios para el Diseño de un Brochure

Folletos y Volantes

¿Por Qué Hacer un Folleto?

Impresión y Distribución de Folletos

Presupuesto para un Brochure



¿Por Qué Hacer un Folleto?

Ud. se preguntará por qué es realmente conveniente para su empresa encargar el diseño de folletos atractivos. La respuesta es sencilla: las personas aún adoran la comunicación directa y el contacto con el papel como forma de cercanía con una organización, como así también una distribución personalizada. La era tecnológica y la velocidad de la vida moderna han abierto infinitas puertas en la comunicación, pero todo sucede tan rápidamente y de manera tan impersonal que las personas hoy vuelven a revalorizar el medio impreso. Un folleto, en este sentido, es percibido por la gente como símbolo de que una empresa realmente existe y de que el personal que la integra está presente para toda consulta. El público valora la entrega personalizada y, por otra parte, asocia calidad gráfica con calidad de una empresa. La distribución en mano o por correo, como así también la calidad del diseño, del papel y de la impresión de un folleto hace que éste se convierta en una pieza difícil de desechar. Los folletos invitan a leer reflexivamente, una y otra vez. Son materiales que pueden consultarse en cualquier momento para realizar una compra o contratar un servicio.

Otra de las razones para hacer un folleto es que mediante una pieza de este tipo es posible dar corporeidad a la identidad de una compañía. Ya se trate de un volante, de un díptico o de un tríptico, el diseñador gráfico encargado de su realización hace que el folleto capte la esencia de una empresa mediante los elementos visuales y textuales. De esta forma los folletos consolidan la identidad corporativa y a su vez logran que la imagen de una organización esté presente en la vida diaria de las personas.

Desde el punto de vista de su formato y espacio, los folletos ofrecen una amplia gama de posibilidades de acuerdo con las necesidades de cada organización y del público al que ésta se dirige. Así se trate de un volante pequeño, de un díptico elegante o de un tríptico con un formato convencional, todas ellas son maneras de promocionar una organización apelando a lo más concreto: lo que se puede ver y tocar. Una de las principales ventajas de los folletos es que combinan volumen informativo y facilidad de distribución. Esto quiere decir que son instrumentos promocionales en los que se puede incluir una significativa cantidad de información sobre los productos en venta, novedades, servicios, precios, horarios, aspectos institucionales, etc., así como también se pueden distribuir sencillamente en mano, en expositores o por correo, dado que se los diseña con formatos apropiados. Con un diseño efectivo los folletos se transforman en poderosas armas comunicativas, dado que tanto desde el plano visual como desde el lingüístico dan cuenta de una compañía ante la clientela real y prospectiva.

Toda empresa puede beneficiarse enormemente con la realización de folletos. En el caso de las grandes compañías, la folletería es parte infaltable de todo el sistema publicitario. Por lo general las empresas de dimensiones destacadas distribuyen dípticos y trípticos de excelente calidad a otras empresas vinculadas comercialmente con ellas, tal como sucede en las presentaciones de nuevos productos o en celebraciones corporativas de aniversarios. También están presentes a través de folletos en locales, para que el público pueda tomarlos por sí mismo. A través de los folletos las compañías desarrolladas logran mantener una presencia siempre vital en el mercado y en el público. Son una excelente forma de conservar la clientela y de llamar la atención a nuevos consumidores.

Las pequeñas y medianas empresas, por su parte, logran imponer una imagen de seriedad y confiabilidad a través de fuertes campañas de folletería, incluyendo volantes distribuidos en las calles, como también dípticos y trípticos enviados por correo a un grupo puntual de personas o entregados en shows comerciales. A través de un folleto atractivo y con una impresión de calidad las personas que desconocen a una compañía pueden empezar a conocerla y todas las personas pueden disponer de la información de contacto necesaria para establecer vínculos. Los folletos son una excelente manera de empezar a establecer una marca en la mente de las personas, gracias a su impacto visual y a su amplio alcance.



< Back